Apuesta premium en grande

Con ocho proyectos en construcción hoy, Northbaires se posicionó con productos exclusivos en barrios como Recoleta y Belgrano. Su estrategia para capturar al segmento alto.

Con más de 15 años de trayectoria en el mercado inmobiliario, Northbaires creó una identidad de marca propia: OM es la nueva línea de productos que apuesta a afianzarse en el segmento premium. Marcos Juejati, presidente de la desarrolladora, cuenta que el concepto refiere a una idea de equilibrio que se expresa, por ejemplo, en la armonía entre los espacios exteriores e interiores y en proyectos que combinan el confort urbano con la naturaleza.

El primer paso para lograr este balance, según el desarrollador, es dar con ubicaciones estratégicas que permitan generar propuestas con un diferencial. Cuenta que el proceso de búsqueda de los terrenos comenzó hace más de siete años. En lo que va del año, la desarrolladora ya tiene ocho proyectos simultáneos en proceso constructivo en diversos barrios entre los que destacan OM Punta Chica, OM Botánico, OM Cerviño y OM Cañitas.

OM Recoleta se perfila como una de las estrellas de la desarrolladora. Se trata de una obra con una superficie total de 46.000 metros cuadrados en una de las manzanas más emblemáticas de la ciudad, en Avenida Callao y Santa Fé, donde estuvo el tradicional Cine América -cerrado desde 2002-, que la desarrolladora adquirió junto a terrenos adyacentes. El espacio cuenta con un diferencial muy buscado: un pulmón de manzana de 700 m2 que permite articular el adentro con el afuera en un mix entre espacios verdes y confort.

Una vez posicionados en el terreno, Juejati señala que un punto clave fue armar una propuesta equilibrada con diversos usos. OM Recoleta es un proyecto mixto que incluye una torre de residencias de lujo sobre Marcelo T. de Alvear; un basamento comercial -con oficinas de plantas libres de entre 500 y 700 m2- sobre la Avenida Callao, cinco subsuelos de cocheras, y un Apart Hotel sobre Callao con entrada independiente que tendrá su propio bussiness center. Además, el proyecto ya tiene reservado un espacio para que funcione la escuela de negocios de una universidad. Desde la desarrolladora prefieren no confirmar nombres, pero se trataría de la Universidad de San Andrés.

Northbaires encabeza un equipo de grandes players que incluye a la empresa constructora Caputo, además socia inversora del proyecto, el Grupo SYASA, a cargo de la dirección de obra, y Bullrich Inmobiliaria como partner comercial. A cargo del diseño está el prestigioso estudio de arquitectura Bodas Miani Anger (BMA).

Con una inversión final de u$s 80 millones, Juejati señala que hay una buena respuesta por parte de los compradores, y afirma que el margen de rentabilidad es alto. El precio por m2 en el emprendimiento arranca en los u$s 4.000 tanto en residencias como en oficinas, mientras que las cocheras rondan los u$s 60.000. Teniendo en cuenta el target exclusivo, cuenta que algunas residencias ya se vendieron entre allegados de la inmobiliaria Bullrich y la desarrolladora. Muchas oficinas quedaron en manos de los inversores, en algunos casos para uso propio, y en otros para renta. Además, Juejati señala que de las más de 500 cocheras, tres subsuelos serán destinados a quienes habiten el emprendimiento, mientras que dos subsuelos conformarán un parking comercial.

Un punto a destacar, según Juejati, es el trabajo arquitectónico que tiene en cuenta el perfil del barrio. Uno de los objetivos que se plantearon desde un principio fue integrar armónicamente el emprendimiento en una zona en la que destacan muchos edficios antiguos de gran valor. Al momento de desarmar el legendario cine América se recuperaron maderas de más de 100 años que se utilizarán para revestir todos los halls del emprendimiento, indica.

Una casa en la ciudad

Entre las claves de la propuesta está la combinación entre la calidez de una casa con las comodidades de un departamento, una tendencia que apunta a una demanda con escasa oferta: los departamentos de grandes dimensiones. “Nuestra filosofía tiene que ver con ofrecer casas urbanas, ambientes amplios y luminosos y espacios que se puedan integrar con la naturaleza” afirma. Y agrega: “En un momento en el que el mercado se achica con unidades pequeñas, apostamos a hacer algo distinto, con dormitorios de no menos de tres metros por tres. Apostamos a la espacialidad y también al contacto con el exterior a través de grandes terrazas y balcones”, señala Juejati.

El proyecto implicó un estudio minucioso de cada unidad, y las residencias incluyen 12 tipologias variadas con departamentos de uno, dos, tres y cuatro dormitorios. Además, se buscó que todas las residencias tengan buenas vistas. Los departamentos miran a la plaza de Rodríguez Peña y el contrafrente del edificio cuenta con vista a espacios verdes. Para garantizar una buena convivencia entre los espacios, cada uno de los proyectos tiene entrada independiente.

Entre los próximos lanzamientos de Northbaires, Juejati destaca un edificio en Santa Fé y Aráoz, y otro en Olleros entre Luis María Campos y Villanueva. Al parecer, el segmento premium tiene mucho más para ofrecer.

Fuente: El Cronista >>
Por: Gabriela Koolen